Biodescodificación - Sistema Inmunitario

Actualizado: jun 19



Qué es?: Conjunto de mecanismos biológicos que permiten al organismo reconocer, tolerar lo que le es propio (el Yo) o rechazar lo que le es extraño (el no-Yo) o lo propio que ha sido alterado. La inmunidad no específica, de acción inmediata, hace intervenir células responsables de la fagocitosis y la inmunidad específica, que se desarrolla en algunos días dependiendo del reconocimiento de la sustancia extraña, y guarda el recuerdo de descubrimiento como preludio a su destrucción.


Los órganos del sistema inmunitario son: la médula ósea (que produce linfocitos), el bazo, los ganglios linfáticos, las amígdalas y los grupos de células linfoides.


Las células del sistema inmunitario son: los linfocitos T, las células asesinas naturales (NK, natural killers), los linfocitos B, granulocitos o leucocitos polimorfonucleares, macrófagos, células dendríticas.

Académicamente se llama deficiencia inmunitaria a un desajuste del sistema inmunitario (inmunodeficiencia) que tiene por consecuencia una sensibilidad mayor a las enfermedades y a las infecciones causadas por bacterias, virus, hongos y otros micro-organismos. Algunas deficiencias inmunitarias son la causa de enfermedades graves y peligrosas, como por ejemplo la tuberculosis, el SIDA y muchas más.


¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?: El conflicto emocional básico o primordial que yo debo estar viviendo para dañar mis defensas, mi sistema inmunitario, para desarrollar una enfermedad autoinmune o para presentar una inmunodeficiencia, necesariamente está relacionado con la confianza en mí mismo, en los míos, en mis relaciones.

Inconscientemente, he vivido mi vida sin poder defenderme de los demás, ya sea porque me siento inferior, o porque me han hecho creer que lo soy. Pero jamás me he defendido, ni he defendido mis creencias o mi forma de ser, me siento constantemente atacado y no he sido capaz de “luchar por mí”.


Por lo general, toda persona que presente una deficiencia de éste tipo, proviene de un hogar o de un ambiente de crianza, en donde uno o ambos padres o educadores, tienen un carácter “castrante”, “dominante”, “impositivo” (de imponer), donde el “debe ser” no es un tema a discusión y en donde se espera que seamos lo que ellos esperan que seamos.

Hogares o ambientes en donde las creencias religiosas o culturales son impuestas, así como también profesiones, carácter y hasta gusto por cierto tipo de aspectos de la vida como música, cultura, forma de vestir, de comportarse o de actuar.


El crecer para “darle gusto a los demás”, para “ser aceptado por los demás”, provoca un carácter sumiso, callado, y por mucha rebeldía que el consciente quiera demostrar, el inconsciente biológico se siente “sometido”. Debo obedecer, callar y olvidarme de “ser yo”.

Crezco sin el permiso para defenderme, para expresar mis ideas, con miedo de no ser aceptado o de ser rechazado. Temo que no me quieran por ser diferente.


Se puede decir que la emoción oculta y principal de toda inmunodeficiencia es: - Me siento atacado por la familia (o un miembro de la familia) y yo no digo nada.


Si el ambiente que me rodea no contiene nada de lo anterior y yo vivo sin miedo alguno a ser yo, soy fuerte y mi autoestima está por los cielos, entonces deberé irme a mi Transgeneracional, para buscar estas vivencias en mis dobles.

Tengo que encontrar a dobles que hayan vivido sometidos, que hayan vivido guardando las apariencias, obedeciendo los deseos de los padres, siguiendo las reglas del “debe ser”, etc.


Deberé buscar historias en donde mi madre o mi padre, hayan vividos éstas emociones durante el embarazo.


Si mi autoestima está bien, si todo en mi vida está perfecto y yo sé que puedo defenderme, defender mis ideas, gustos y creencias, entonces sólo me falta decírselo a mi subconsciente, reconocer mi fuerza, mi fortaleza.

Para ello, puedo escribir una carta de duelo liberándome de haber pensado que estaba enfermo. Aceptando que no viviré más con mis defensas bajas, que merezco vivir sano y que no voy a cargar con historias de otros, de la familia.


Fuente: Akasha Sanación Integral




© Powered 2020 by  

Logo textos-02.png