Los profesores deberían volverse grandes lectores de emociones.




Educar la inteligencia emocional de los estudiantes se ha convertido en una tarea necesaria en el ámbito educativo y la mayoría de los docentes considera primordial el dominio de estas habilidades para el desarrollo evolutivo y socioemocional de sus alumnos. Sin embargo, a veces se piensa de forma errónea que las competencias afectivas y emocionales no son imprescindibles en el profesorado.


Mientras que para enseñar matemáticas o geografía el profesor debe poseer conocimientos y actitudes hacia la enseñanza de estas materias, las habilidades emocionales afectivas y sociales que el profesor debe incentivar en el alumnado también deberían ser enseñadas por un equipo docente que domine dichas capacidades.


Algunos datos demuestran que la inteligencia emocional es un conjunto de habilidades que le docente debería aprender por dos razones:

1.- Porque las aulas son el modelo de aprendizaje socio-emocional adulto de mayor impacto para los alumno.

2.- Porque las investigaciones demuestran que unos adecuados niveles de inteligencia emocional ayudan a afrontar con mayor éxito los contratiempos cotidianos y el estrés laboral al que se enfrentan los profesores en el contexto educativo.


Contanza del Rosario Psicologa y fundadora de la fundación Relaciones Inteligentes, comenta que "las personas que no son conscientes de sus emociones tienen más probabilidades de tomar decisiones que son contraproducentes para ellos mismo". Decisiones como actuar de manera impulsiva, ser agresivo, permanecer en una relación tóxica. Todo, dice la experta esta mediado por una consciencia emocional que debe educarse desde los primeros años de vida.


Apunta a "Revolucionar la educación desde el corazón", lo que implica poner las emociones en el centro de la enseñanza y el aprendizaje y cambiar la mentalidad desde el sistema. Hay que preparara nuestros docentes para aprender a lidiar con ellos mismos y con los demás, esto se podría resumirse en algo que la psicología llamas "despertar la empatía", una habilidad que es propia de la inteligencia emocional.


Cuando uno apela a un otro que es un igual y que ha vivido determinada experiencia, cuando se habla desde la autenticidad, la gente se abre, esto tiene que ver con eso, con mostrar empatía y las emociones son claves en estos procesos empáticos. En otras palabras si un alumno no sabe leer la emoción que está representando su profesor, entonces esté no podra transformar o educar las emociones del alumno.



Fuente:

webdelmaestrocmf.com




© Powered 2020 by  

Logo textos-02.png