Liderazgo, la competencia esencial para una buena gestión

Actualizado: jun 19


El liderazgo es el proceso de estímulo y ayuda a otros para trabajar con entusiasmo hacia determinados objetivos. Así es como define liderazgo Newstrom, experto en administración y estudio ciencias del comportamiento humano en el trabajo.


En cualquier organización se precisa de personas que puedan guiar a otras para conseguir los objetivos propuestos, es decir, se precisa de un liderazgo claro. Un líder planifica, organiza y controla las responsabilidades que le han sido otorgadas. Es la competencia esencial para conseguir una buena gestión.


Características y valores del liderazgo


El líder necesita unas características personales, valores y habilidades pero también necesita de unos seguidores y un contexto donde se pueda dar el liderazgo. Vamos a analizar las cualidades que debe tener un líder:


  1. Confianza en sí mismos

  2. Motivación por la misión

  3. Vocación por servir

  4. Irradian energía positiva

  5. Aprenden continuamente

  6. Conocer a los demás

  7. Equilibrados en sus vidas (tanto física, emocional e intelectualmente)

  8. Ven su vida como una aventura

  9. Ser capaz de tomar decisiones

  10. Saber negociar

  11. Tener pensamiento estratégico a medio y largo plazo

  12. Ser experto en su área y tener pasión por su trabajo

  13. Son sinérgicos


Quizás el establecer sinergias, sea la variable esencial del liderazgo, ya que el éxito del líder radica en el grupo y en sus relaciones.


Entre los valores personales que debe tener un buen líder, destacan los siguientes:

  • Ser una persona íntegra, honesta, justa y objetiva.

  • Con carácter, humilde e inteligente

  • Constante, optimista y con sentido del humor


¿Un líder nace o se hace?

Eterna discusión entre quienes estudian y valoran el liderazgo. Teniendo en cuenta todas estas características que hemos ido nombrando, la mayoría de las cualidades de un líder son innatas. Pero si bien es cierto, otras muchas deben aprenderse con el tiempo y perfeccionarse a medida que la vida le va dando experiencias. La capacidad de transmitir entusiasmo, optimismo, visión estratégica… son actitudes que no se aprenden, sino que se tienen o no se tienen. Sin embargo, saber tratar a los empleados, trabajar en equipo, tener más confianza o simplemente saber complementarse son competencias que se pueden aprender, en mayor o menor medida, a lo largo del tiempo. Pero no encontraréis un líder sin los valores y cualidades esenciales innatas.


Por otra parte, existen autores como James Hunter en “La paradoja”, que afirma que se puede aprender a ser un líder, y todo el que quiera puede desarrollar las competencias que supone el liderazgo. En esta filosofía se basan algunas empresas a la hora de formar a sus mandos intermedios en el liderazgo de equipos: Tienen personal experto en su área de conocimientos, pero sin los valores y las destrezas necesarias paras ser un líderes de su equipo, pues con ciertas recomendaciones y training de expertos confían en que pueden llegar a serlo. No cabe duda de que mejoren sus actitudes, y pueden llegar a liderar un grupo de trabajo, pero no llegarán a ser un líder de manual si les faltan las competencias innatas (aquellas que no se pueden aprender con meros entrenamientos o sesiones de coaching).


fuente: https://economipedia.com/


Taller Gratis !!! de Neuroventas dale clic


0 vistas

© Powered 2020 by  

Logo textos-02.png